Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México  se remontan a la época de los indígenas de Mesoamérica, tales como los aztecas, mayas, purépechas, nahuas y totonacas. Los rituales que celebran las vidas de los ancestros se realizaron por estas civilizaciones por lo menos desde hace 3.000 años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

El festival que se convirtió en el Día de Muertos era conmemorado el noveno mes del calendario solar azteca, cerca del inicio de agosto, y era celebrado durante un mes completo. Las  festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la muerte” (actualmente relacionada con “la Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada). Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos.

Actualmente el día de muertos se celebra el día 2 de Noviembre y  la muerte para el mexicano es un tema de gran importancia dentro de su cotidianidad, ya que
pocos países se ríen de ella, la aceptan y conviven con lo que deja atrás  y con el recuerdo de los que terrenalmente ya no están. Los mismos son recordados  con los altares de muertos, que se colocan  la última semana de octubre en algunos de los hogares, centros de trabajo, escuelas, bibliotecas y se organizan también concursos de altares convocados por Universidades. Además, este año se realizaron desfiles de calaveras y catrinas en diferentes ciudades de México.

Las ofrendas que se colocan para los difuntos deben contener los siguientes elementos:

Del elemento TIERRA:
Flor de Cempasúchil: Es la flor de los muertos, ya que solo se da en esta  temporada y además su aroma muy  peculiar, guía a los difuntos hacia las ofrendas.
Alimento y frutas: Se le coloca para que el difunto recuerde el aroma de los alimentos que en vida le gustaba comer.
Bebidas alcohólicas: De igual modo, es fruto de la tierra, por lo que se le pone para que también se deleite con el aroma de su bebida favorita.
 
Del elemento AIRE:
Papel Picado: Representa el aire, y es una forma de adornar tal día, recordemos que vamos a convivir con nuestros familiares difuntos, por lo cual no hay tristeza sino alegría.
 Sahumerio: Objeto de barro en forma de copa en el que se colocan brazas de carbón al que se agrega incienso o copal granulado y que desprende un humo el cual funge como purificador del espacio destinado a la ofrenda .

Del elemento AGUA:
Vaso de Agua: Se le coloca a la ofrenda ya que se cree que los muertos hacen un largo viaje para visitarnos, con lo cual debemos saciar su sed.

 

Del elemento FUEGO:
Veladoras: que sirven para guiar al difunto a la ofrenda, junto con las flores, Además también quieren decir que estamos recordándolos.

El pan de muerto como también las calaveras de azúcar, chocolate o de amaranto, representan el estado actual del difunto. Y Principalmente y lo mas importante, las ofrendas deben contener la foto del difunto.

nota:Norma Hernández 

 

 

 

Licenciado en comunicación social; creador, editor y redactor de la revista de cultura joven Yo soy la Morsa.
Viajero tipo: Valijero.

Los viajeros están comentando!

(Visto 57 veces, 1 veces visto hoy)