Entrevista a Alonso del Río

 

Taray, Cuzco, Perú

 

“Si las puertas de la percepción quedarán depuradas, todo se habría de mostrar al hombre tal cual es: infinito.” William Blake En Las Puertas de la Percepción de Aldous Huxley  

 

Taray es un pueblito que está a 50 minutos de Cuzco y a solo unos 5 de Pisac, Perú. El o la mototaxi es el medio de transporte que me trasladará de Pisac -donde hice base y una dieta, de aproximadamente una semana de carnes, sexo y alcohol – a Taray.  Una vez allí, la indicación es seguir la calle Garcilazo para dar, al final de la misma, con una suerte de pequeña aldea de construcciones de barro y techos de paja  donde funciona el Centro de Sanación y  Enseñanza del Camino Sagrado Americano, Ayahuasca-Ayllu y donde Alonso Del Río ofrece sus ceremonias de ayahuasca.

Dos veces por semana, martes y viernes alrededor de las 17 hs, a excepción de cuando Alonso no esta en la ciudad, se efectúan dichas ceremonias, a las que asisten cientos de visitantes, ya sea con el objetivo de curar sus enfermedades, adquirir conocimientos, expandir la conciencia o por mera curiosidad, dentro del combo Perú, Machu Picchu.  Cada uno, como enseñanza de esta planta sagrada, usada desde hace miles de años por los pueblos de la amazonia, se llevará lo que ha ido a buscar…

thumbnail_slide-ayllu-4

El templo, donde se llevan a cabo las mismas, es un espacio circular en forma de cono hacia arriba en el que nos reunimos alrededor de una quincena de participes, junto a Alonso, su familia y un grupo de colaboradores que lo asistirán en los ícaros (cantos ancestrales) y en las canciones medicinales, cuyas voces, una vez comenzada la experiencia, parecerán lo más cercano a la idea de lo celestial que uno haya podido concebir… Describir con palabras la ceremonia -de alrededor unas 5 hs de duración- y esa  experiencia que trasciende nuestros sentidos limitados y la concepción del tiempo y el espacio,  en este caso, no viene al caso -valga la redundancia- porque sería categorizar algo que uno no puede más que vivenciarlo. Sentirlo…

Lo que si puedo y quiero compartir en esta ocasión y en uno de los “vislumbres” que tuve en la ceremonia es que tenía que transmitirlo a través de una entrevista a este “hombre que caminó el camino de las plantas sagradas durante 40 años.

Alonso del Río aprendió de los Shipibos -una de las etnias amazónicas que mejor conocen el uso de la medicina del ayahuasca- y Don Benito Arévalo (fallecido en el año 2005 a los 84 años) fue el Onaya Shipibo (hombre de medicina) quien lo inició y preparó desde 1979, durante 13 años de convivencia en la selva peruana, para realizar las ceremonias de ayahuasca según la tradición.  

389710_105686792902548_44258078_n¿Cómo empiezas en esto, cómo heredas los conocimientos?
“Empecé siendo casi un niño , a los 14 años tome wachuma por primera vez y luego ayahuasca a los 17 y desde allí nunca dejé de tomar plantas sagradas. Creo que los conocimientos no los heredas, sino que los vas descubriendo. Más que de conocimientos yo hablaría de expansión de la consciencia, que se refleja en la profundidad y la cantidad  de cosas de las que te puedes dar cuenta Si se modifica tu conciencia se modifica tu ser. En otras palabras no eres otra cosa que tu consciencia.”  
 
¿Qué es la consciencia, la podes definir en palabras? 
“La forma más sencilla de definir la consciencia es: La capacidad de darte cuenta. De cuantas más cosas te puedas dar cuenta en esta vida. Por otro lado la consciencia está directamente ligada a la sensibilidad.  Sé que puede ser duro para quienes pretenden tener una vida feliz dentro de la inconsciencia y decir que está todo bien y para qué complicarse, que es mejor no preocuparse de nada y vivir ignorando todo lo que produce dolor o incomodidad, pero yo lo veo al revés, lo veo como el paso imprescindible para lograr una felicidad verdadera y casi infinita.”  
 
¿Cómo es un día tuyo en la actualidad?
“Despierto muy temprano, a veces a las 4 AM, a más tardar a las 5. Hago mis propias prácticas de meditación, que les llamo “rezo” y a veces estoy hasta 2 horas, me cuesta parar y comenzar el día, pero por suerte tengo mucho que hacer, empezando por dos hijos hermosos, que me necesitan desde temprano. Antes de eso trato de hacer un poco de yoga y estiramientos. Tomo desayuno. Luego contesto muchos e-mails, coordinando visitas al centro o dando orientación y también me ocupo de coordinar cosas en relación a los proyectos actuales: la escuela Wiñaypaq, el área de conservación amazónica y la radio por Internet (Sonqo radio)”  
 
AYAHUASCA
 
¿Nos podrías contar un poco más sobre esos proyectos?
Sí. Tenemos una escuela primaria intercultural gratuita para niños de los andes peruanos (www.winaypaqperu.com); el área de conservación es un terreno de 132 hectáreas en la selva peruana destinada a la conservación del bosque amazónico y la siembra de plantas medicinales, entre otras cosas y la radio es un proyecto nuevo en el que tratamos de transmitir o ser un canal de información libre y que ayude al desarrollo de la conciencia (www.sonqoradio.com)”
 
579900_148584128612814_960452872_n
Alumnos de la escuela Wiñaypaq
¿La realidad que se experimenta en la toma es “la realidad”, otra realidad o la otra parte de la realidad (de la cotidiana)?
“Es un tema bastante complejo esto de la realidad. Me desagrada mucho cuando la gente llama a las plantas sagradas: alucinógenos. Creo que más alucinógenos son los noticieros, la TV y los periódicos que pintan una realidad totalmente falseada. Yo creo que con las plantas uno expande su consciencia y aumenta su percepción. Entonces, aparecen cosas que siempre han estado ahí, pero que no se ven desde una conciencia limitada, empezando por lo personal.”
 
  ¿Y cómo se conjuga el plano espiritual en el mundo material en el que vivimos?
“Me parece que concebir las cosas así es parte de nuestro problema, creo que la conciencia las unifica para actuar en el mundo “material” con verdadera conciencia. Se que hay mucha gente que se cree “espiritual” y que se dedica solo a ganar dinero y destruir la madre tierra. Esto es un contrasentido. No puede haber una verdadera espiritualidad que no contemple una práctica de amor y respeto por la llamada materialidad. No puede haber espiritualidad sin consciencia.”  
 
Cada vez más gente se vuelca a este tipo de experiencias, sin embargo la mayoría va a vivir hasta los últimos días de su vida sin saber, conocer o experimentar, incluso -como pasa con aquello que desconocemos- rechazándolo ¿Sucede algo parecido a los relatos de las distintas religiones o filósofos? Por ej: desde la crucifixión de Jesucristo o el Mito de la Caverna de Platón que hablan de alguien que da cuenta de una realidad diferente y cuando se la transmite a los demás, lo matan (muerte simbólica =rechazo) ¿Qué pensas al respecto?
“Es parte del riesgo que hay que asumir, el comportamiento colectivo de las masas humanas que se sienten cuestionadas en su mentira, su hipocresía o su incoherencia puede ser impredecible. Sin embargo, parte de la consciencia es que no tienes muchas alternativas, hay que hacer lo que hay que hacer y una vez que ves determinadas cosas ya nunca más te puedes hacer el tonto.”  
 
980591_260937427377483_1390572739_o¿En qué se diferencian las ceremonias que vos realizas de otras -por ej. las que se realizan en las selvas de Perú- que por lo que dicen son más fuertes a diferencia de las tuyas que son más amorosas? Si es así ¿a qué crees qué se debe?
“No creo que sea así necesariamente, creo que mi prioridad es cuidar a la gente y mostrarles un camino. No me interesa impresionar a nadie en una ceremonia. Creo que es un proceso gradual de abrirse hacia la luz y la conciencia y hacerlo violentamente no es un camino. Es más puede producir el efecto contrario: caos y confusión. Además, la ayahausca no va a cambiar a nadie, es apenas una luz, es uno el que tiene que hacer los cambios en el día a día, sino no sirve para nada, conozco gente que ha tomado mil veces y esta peor. Por otro lado, también es bueno saber que no todos los que comparten medicina son buenas personas y esto viene desde las más antiguas tradiciones, siempre existieron brujos dedicados a hacer mal, a engañar y curanderos que solo se dedican a hacer el bien. Por lo que recurrir a una tradición, por antigua que parezca, no es garantía de nada. ”  
 
Antes de la ceremonia mencionabas, algo así, como que quien participa de la misma incrementa el nivel de apertura que trae consigo, pero imagino también debe haber gente que va solo a vivir la experiencia o turistas, que al estar de visita en Machu Picchu, Cusco, Perú lo toman como algo meramente exótico…
“Ciertamente hay personas que solo toman una vez en su vida, pero en realidad creo que son muy pocas. Por un lado no tienen la capacidad de aprovechar la herramienta o no tienen la facilidad de tener acceso frecuente. Definitivamente no estamos diciendo que el que no toma esto no puede despertar su consciencia, pero si creo que es una herramienta muy poderosa. La mayoría de la gente experimenta beneficios desde la primer ceremonia y se ven plasmados en el mejoramiento inmediato de todas sus relaciones, empezando por las más directas, padre, madre, hermanos, pareja.”  
 
10574280_420476298090261_1434052714602406637_n
Festival de Musica Medicina
También contabas que al sistema no le conviene tales grados de apertura…
“El sistema quiere a la gente cada día más dormida, más adormecida, por eso fomenta el alc
ohol y criminaliza la ayahuasca. Por otro lado perderían millones de millones de dólares todas las mafias farmacéuticas que fabrican remedios para no curar y por ultimo seguirían perdiendo millones las industrias alimentarías que envenenan a la gente con comida basura, pues uno de los primeros cambios en la consciencia se refleja en la alimentación.”  
 
Podrías explicar esto de que el cambio en la consciencia se refleja en la alimentación? ¿En tu caso sos vegetariano, vegano?
“Soy vegetariano desde que empecé a tomar plantas sagradas. No necesariamente por alguna convicción religiosa, sino más por intuición y la experiencia práctica de muchos años. Creo que la carne trae una energía muy densa que te impide llegar a algunos lugares. Va cargada no solo de toxinas, sino de todo el dolor y sufrimiento de esos animales. He escuchado muchas personas que dicen: yo tomo medicina y como carne y no me pasa nada. Y claro el problema es ese: que no pasa nada, cuando lo que debería pasar es una transformación, justamente una expansión de conciencia que te permita sentir amor y compasión por esos animalitos sacrificados innecesariamente. Todavía hay hambre en el mundo, pero muchos ignoran que con el presupuesto de una familia que come carne pueden vivir 10 familias vegetarianas. Después de esto hay 50 razones de salud, pero el juego de la conciencia es bien simple: Si lo ves, lo ves. Del otro lado solo veo al ego defendiendo un pedazo de carne.”  
 
Y con respecto a la enfermedades y a los males que nos aquejan, ¿la curación esta en uno mismo o en la naturaleza?
“La visión del sistema médico andino-amazónico difiere del occidental-alopático: en el primero es imprescindible reconocer la responsabilidad que tiene cada uno frente a la enfermedad. Lo que en Occidente llaman enfermedad no es más que los síntomas que se expresan en el cuerpo de una desarmonía o un problema a nivel energético. Es decir la persistencia de pensamientos, emociones y actitudes negativas van a generar a la larga todo tipo de enfermedades. Incluso las que conocemos como de origen viral. Pues ahora ya se reconoce a través de la psiconeuroinmunología la responsabilidad de nuestro pensamiento sobre nuestro sistema inmunológico. En Occidente creen que suprimiendo el síntoma se acabó la enfermedad y solo consiguen que los síntomas muten y se geste algo peor. ”  
 
New Image¿Cuál es y de donde viene el poder de la ayahuasca, cómo se explica, si es que se lo puede hacer? “No dejo de creer que las plantas tienen espíritu y conciencia, pero creo que el mayor poder viene de tu propia conciencia. Al expandir tu conciencia puedes tener acceso a cosas increíbles como el origen de tu sufrimiento, de tu infelicidad y lógicamente también te da la oportunidad de ver la salida y como curarte. La mayoría de las personas venimos cargando desde la niñez una serie de resentimientos o culpas que se llegan a volver un lastre tremendo con los años. Vivimos sin perdonar o perdonarnos cosas que sucedieron quizá hace 50 años y nadie nos enseñó como liberarnos de esto.”  
 
¿Cuál crees que es la mirada que se tiene en general de la ayahuasca a nivel social? ¿Consideras que hay culturas o sociedades, por ej en Perú, que tienen un mayor nivel de apertura al respecto? “Ciertamente el Perú es un lugar privilegiado en ese sentido, pues la transición de su contexto natural al contexto urbano se está dando de forma bastante armoniosa. Claro que siempre hay quienes representan la distorsión o el mal uso, pero por lo general creo que acá se esta dando bastante bien, ya que hay una sólida base popular que cree en ella y no hay tantos prejuicios. En otros países la cosa es muy distinta, al no haber una tradición de frente, pasa ha ser considerada como droga o alucinógeno, entonces hay mucho más trabajo para conseguir que la medicina sea respetada y diferenciada de las drogas. Creo que cada persona que ha sido beneficiada con la ayahuasca tiene una deuda y un compromiso de demostrar con hechos que las plantas s
agradas son benéficas para la sociedad.”  
 
¿Crees qué este tipo de conocimiento, como tantos otros que tienen que ver con los pueblos originarios y su cultura, quedaron enterrados o a la sombra de la cultura occidental, la colonización, inquisición?
“La suerte del Perú fue que ni 500 años de barbarie pudo destruir lo esencial de la cultura andino-amazónica  y aunque hasta ahora las mentes más obtusas siguen hablando desde la oscuridad y la ignorancia, cada vez más la medicina va llegando a sectores más cultos y sensibles de la sociedad que la prestigian dándole un buen uso.”

 

 

Licenciado en comunicación social; creador, editor y redactor de la revista de cultura joven Yo soy la Morsa.
Viajero tipo: Valijero.

Los viajeros están comentando!

(Visto 410 veces, 1 veces visto hoy)