Kavanayen; Pueblo Pemón

En medio de la Gran Sábana venezolana y dentro de los límites del Parque Nacional Canaima, el sexto más grande en el mundo, se encuentra el pueblo Kavanayen que en lengua de la etnia Pemón significa: “Lugar de Gallos de la Sierra.”

 

El Estado Bolívar en el sur de Venezuela, ocupa el 25% de la superficie del país y cobija uno de los paisajes más particulares del mundo: La Gran Sabana. Dentro de esta inmensa y aparentemente desolada superficie de tierra, habita la etnia Pemón quienes más que pobladores naturales, muchos los consideran ya los guardianes de las “moradas de los dioses”.

foto3
Niño Pemón – Kavanayen

En mi paso por la sabana venezolana hice base en los Rápidos de Kamoirán, un parador junto a la carretera troncal 10 que atraviesa de norte a sur todo el estado Bolívar hasta la frontera con Brasil. Unos 25 kms al norte de este lugar se encuentra el desvío por vía de terracería hacia el interior del Parque Nacional Canaima. En el trayecto de algo más de una hora y media el camino atraviesa el inmenso paisaje de la sabana que solo se ve interrumpido por la aparición de esas grandes moles de roca que son los tepuyes. A mitad de camino me detuve en una Waipá, una construcción circular típica de los pemones, con techo de palma y paja que en este caso funcionaba como tienda de abastecimiento y comedor.

Llegando a Kavanayen, a primera vista da toda la impresión de ser un antiquísimo pueblo, quizás hasta pareciera ser de aquellos que fueron fundados cuando los primeros contactos entre españoles y nativos se llevaron a cabo. La misión Capuchina compuesta por el templo y dos edificios laterales, unos para los misioneros y otro para las misioneras; las casas de piedra y la implantación misma del pueblo dan la sensación de haber sido testigos de siglos de historia. Viendo todo esto sorprende saber que tiene apenas algo más de 70 años desde su fundación. Sin embargo la historia que cobija es de mucha más larga data que esto.

A principios del siglo XX se fundaron varias misiones en las zonas indígenas de la Gran Sabana, entre ellas la Misión de Luepá, que luego de algunas décadas ya no era posible sostener dada la infertilidad del suelo (ácido como en general en toda la zona). Tras algunas expediciones se llegó al lugar donde hoy se levanta Kavanayen. En la década del 40 se funda y construyen la mayoría de los edificios importantes que hoy pueden verse incluyendo la capilla de Santa Teresita, las misiones y las primeras casas, todo construido con piedras de la zona.

Hoy las calles del pueblo continúan siendo todas de tierra, la misma tierra colorada que cubre la sabana y que no les permite mucho más que cultivar yuca y en menor medida ñame, batata y maíz. La yuca es la base de la dieta alimenticia de los Pemones con el que obtienen el Casabe, una especie de tortilla crujiente asada en comal y el Kachiri que es una bebida alcohólica que se produce a partir de la fermentación de la yuca hervida.

foto1
Capilla de Santa Teresita

Tierra de Tepuyes

Kavanayen es también uno de los puntos claves para introducirse más profundamente en el Parque Nacional Canaima. La zona se encuentra rodeada de Tepuyes, que forman el paisaje más conocido de La Gran Sabana. Los Tepuyes son, desde el punto de vista geológico, mesetas en altura que sobresalen abruptamente del nivel de la planicie que los rodea, con paredes rocosas verticales y cimas notoriamente planas con abundante y muy diversa vegetación; son además parte de  la formación expuesta más antigua del planeta, conocida como el Macizo Guayanés. Sin embargo para los pobladores Pemones, los Tepuyes (Tepuy significa en lengua Pemón: Morada de los dioses) forman parte esencial de su cosmogonía donde entorno y población forman un todo que debe entenderse como tal. Aún mantienen vivos sus mitos y creencias acerca de los orígenes de estas formaciones así como de los seres que habitan en sus cimas.
Recuerdo hace unos años en Monument Valley (Utah, Estados Unidos) me levanté antes del amanecer para preparar la cámara y hacer unas fotos del sol saliendo tras las formaciones rocosas. Mientras esperaba el momento justo con la cámara en el trípode y otra más pequeña en la mano, apareció caminando una mujer muy anciana de pelo largo y blanco por entre los arbustos que rodeaban el lugar donde yo había acampado. Se acercó y hablándome en lengua Navaja, me hacía señas apuntando a las montañas y golpeando el suelo haciendo saltar el polvo, golpeaba sus manos y volvía a señalar las montañas. Parecía ser clara con lo que intentaba decirme. Un momento después, su hijo que hablaba inglés me explicó que según sus creencias la cámara y las fotografías podían hacer colapsar las montañas.

foto2
Tepuyes en La Gran Sabana

En la gran sabana esta forma de ver y entender el mundo (o mejor dicho, su entorno) puede resultar algo parecida. Por supuesto que la llegada del turismo los obliga de alguna manera a adaptar ciertos hábitos con el fin de mostrar sus riquezas y por supuesto, obtener a la vez un rédito económico por la actividad. En ocasiones sus creencias se ven “aggiornadas” o adornadas con el fin de darle un atractivo extra (como si esto realmente hiciera falta) a quienes visitan el lugar.

Desde el pueblo se organizan caminatas de varios días hasta el Auyantepui, el más grande y visitado de Venezuela y lugar donde se encuentra el famoso Salto de Ángel, que con sus 979 mts ostenta el título de ser la caída de agua más alta del mundo. En mi caso, el paso por Kavanayen era solo por el día y con la intención de ver el pueblo y quizás entablar alguna charla con un habitante Pemón. Almorcé en el único comedor que vi abierto ya entrada la tarde, no había turistas ni locales a la vista y la lluvia ya comenzaba a caer. Era hora de irme.

 

 

¿CÓMO LLEGAR? 

Desde el norte: tomar la carretera troncal 10 desde Ciudad Guayana. Aproximadamente a 400 kms se encuentra la entrada a La Gran Sabana. Seis kilómetros pasando el monumento al soldado Pionero hacia la derecha puede verse el desvío a Kavanayen. Desde ahí son 60 kms de terracería.

Desde el sur: Son 140 kms saliendo de Santa Elena de Uairén hasta el campamento y gasolinera Rápidos de Kamoiran, 25 kilómetros más adelante se encuentra el desvío a mano izquierda hacia la terracería.

¿CUÁNTO CUESTA?

 El acceso al Parque Nacional Canaima es libre. Los guías y tours se contratan con los operadores turísticos.

¿DÓNDE HOSPEDARSE?

Posada Kamaiwa -Sector Tukuy, calle Karuay, vía el aeropuerto, detrás de la cancha deportiva, Kavanayén-

Mirador turístico Iromadén -12 km antes de llegar a Kavanayén-

Hotel Kavanaru-den -En la entrada de Kavanayén-

Misión Capuchina -Frente a plaza de Kavanayén- mail: eleazarmayor@hotmail.com

Campamento Mantopai -A 45 minutos de Kavanayén- mail: campamentomantopai@gmail.com

Campamento Toron Kan -Km 18 vía Kavanayén, cruce con Torón-

GUÍAS:

Cooperativa de turismo Pemón Emasensen

Calle Matura. Kavanayén

Mail: turismpemon@hotmail.com

www.andestropicales.org

 

 

motoviajero, arquitecto-devenido-artesano, pseudo-músico, aventurero, inquieto, curioso por naturaleza, en fin, de todo un poco.
Viajero Tipo: Todo terreno.

Los viajeros están comentando!

(Visto 94 veces, 1 veces visto hoy)