México es uno de los territorios con mayor riqueza arqueológica de las Américas y junto a Perú y al actual territorio de Egipto, también del mundo. Una de las cosas que más deseaba hacer desde la primera vez que pisé suelo mexicano, era conocer la mayor cantidad posible de estos sitios, casi como con un deseo fanáticamente irrefrenable.

 

Desde que tengo memoria y seguramente luego por mi formación de arquitecto me sentí siempre especialmente atraído a caminar por estos lugares donde abundan las historias para contar y mostrar. Las culturas Maya y Azteca principalmente, por el grado de desarrollo y dominio que alcanzaron son quienes dejaron un mayor legado tanto arquitectónico cómo cultural. Pero hilando un poco más fino encontramos que hubo una gran cantidad de pueblos menores que de todas formas alcanzaron niveles de organización considerables. El recorrido que hoy les muestro lo hice en un lapso de varios meses en el que recorrí buena parte del territorio mexicano y es quizás solo un pequeño muestrario y adelanto de lo que es la región Mesoamericana.

 

SURESTE MEXICANO

PALENQUE

Del sur somos, así que por el sur comencemos. Cómo quien va llegando a México desde Guatemala, tomemos cómo punto de partida el siempre de pie y resistente estado de Chiapas. Me gusta tomar como punto inicial, la hermosa ciudad de San Cristóbal de las Casas y de ahí salir rumbo a Palenque, ya metidos en la caliente y húmeda selva Lacandona, también conocida como “el desierto de la soledad” y cuna del zapatismo.

Palenque, además de ser uno de los principales sitios del mundo Maya (emparentado estilísticamente de manera muy cercana con Tikal), es por sobre todo y antes que nada, un lugar agradable para visitar. Es decir, incluso para quien tenga absolutamente nada de interés por la arqueología o por la cultura mesoamericana, la ciudad de Pakal el Grande es de esos lugares que se disfrutan por el solo hecho de caminarlos. El templo de las inscripciones, El Palacio y el acueducto son las principales y más importantes construcciones de Palenque. Ahora, si después de algunas horas te sentís empachado de tanto templo entre la selva y tanta roca calcárea, bien podes darte una vuelta por alguna de las cascadas que bajan de lo alto de las montañas o hasta tomar una buena siesta debajo de una de las inmensas ceibas en los patios que rodean los edificios.

Palenque, Chiapas. México.
Palenque, Chiapas. México.
Horario:Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas. Cobro de acceso: 65 pesos mexicanos. Cómo llegar: Desde la ciudad de Tuxtla Gutiérrez es necesario tomar la Carretera Federal No. 190, con dirección a Ocosingo y más tarde la Carretera Federal No. 199, hasta el poblado de Palenque. Desde este último punto parte un camino que después de siete kilómetros conduce a la zona arqueológica.

 

CALAKMUL

Quizás por la implantación, por los kilómetros de selva que hay que atravesar para llegar o por lo monumental mismo de los templos principales asomando por sobre el infinito verde de la selva del Petén, Calakmul tiene motivos de sobra para visitarlo.

Se llega a través de la carretera 186 que recorre el sur de la península de Yucatán. Unos 240 kms antes de Chetumal se encuentra el desvío desde el cual todavía queda recorrer otros 60 de pura selva. Si bien no es de los sitios más accesibles, vale mucho la pena unas horas de viaje para conocer este increíble lugar. Hay que tener en cuenta que Calakmul fue una de las tres ciudades más importantes del periodo clásico Maya junto a Palenque y Tikal, con lo cual al igual que estas dos últimas ciudades posee buena parte de las construcciones de mayor riqueza arqueológica y arquitectónica.

Ya en la entrada oficial al sitio y luego del registro obligatorio, nos espera una caminata de casi dos kilómetros para comenzar a encontrarnos con los primeros restos de edificios. Al costado de los caminos empiezan a aparecer también algunas familias de monos aulladores, pavos salvajes y con menos frecuencia, algún que otro jaguar. Ya al pie de los templos mayores se encuentran varias estelas de piedra, especies de monolitos tallados que en general cuentan y muestran la historia de las ciudades o de las familias gobernantes y aunque no son de la calidad en cuanto a conservación como las que pueden verse en Copán (Honduras) son de gran importancia y reconocimiento dentro del mundo Maya.

Calakmul, Campeche. México.
Calakmul, Campeche. México.
Horario: Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas. Cobro de acceso: 65 pesos mxn Cómo llegar: Desde la ciudad de Campeche, se realiza tomando la Carretera No. 261, rumbo al sur, hasta llegar a la ciudad de Escárcega. De ahí se toma la desviación, carretera Escárcega-Chetumal (Carretera No. 186). En el kilómetro 95, pasando el ejido Conhuás, se toma la desviación hacia el sur por un camino pavimentado y después de 60 kilómetros se llega al sitio. Se puede arribar al sitio por medio del transporte público, sin embargo luego, se deberá caminar hasta a la entrada de la zona.

 

 

CARIBE

TULUM

Tulum, Quintana Roo. México.
Tulum, Quintana Roo. México.

Siguiendo el recorrido, en dirección al fabuloso mar caribe, pasamos primero por la capital del estado Quintana Roo, Chetumal y luego en dirección norte algo más de dos horas hasta llegar a Tulum por la carretera 307, en perfecto estado y con señalizaciones en sobreabundancia; “no tiene pierde” como dirían en México, refiriéndose a que es imposible tomar el camino equivocado.

Tulum es un pequeño poblado a los lados de la carretera. Pequeño pero en constante crecimiento, tiene casi todo lo necesario para recibir a los turistas, pero lo interesante en realidad no está en el pueblo ya que en realidad se encuentra a un par de kilómetros de la zona de playas, hospedajes, sitio arqueológico, cenotes y bares. Con el mar caribe como telón, este sitio es sino único, al menos impresionante solo por esa condición. Zamá, tal el nombre original de la ciudad, que en lengua maya significa “amanecer”, se encuentra sobre un acantilado estratégicamente elegido (como todo lo que hacían los mayas), el blanco de la roca calcárea armoniza perfectamente con la inacabable paleta de  azules de uno de los mares más hermosos del mundo.

Zamá fue un pueblo que tuvo mucha actividad comercial, tanto por tierra como por mar. Tal es así que el principal edificio, conocido como El Castillo, cumplía entre otras cosas la función de faro y ayudaba a las embarcaciones a atravesar sin problemas la barrera de coral que se encuentra todo a lo largo de la costa de Quintana Roo. Además de verlo y caminar entre las construcciones es muy recomendable también buscar a los lancheros en el sector de la playa pública y negociar precio en grupo para poder tener un acercamiento a la ciudadela pero esta vez desde el mar.

Tulum, Quintana Roo. México.
Tulum, Quintana Roo. México.
Horario: Lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas (último acceso a las 16:30 hs) Costo de acceso: Entrada general: 65 pesos mxn. Cómo llegar: Se localiza en el km. 230 de la carretera federal Chetumal – Cancún, 128 kilómetros al sur de Cancún y es fácilmente accesible a través de la carretera federal 370.

 

 

PENINSULA YUCATECA 

CHICHEN ITZÁ

Estando en Tulúm es imposible no hacerse una escapada a Chichen Itzá y en este caso por supuesto tampoco puede faltar en esta selección. Es uno de los sitios arqueológicos más visitados de México (solo después de Teotihuacán) y seguramente el más explotado comercialmente. La cercanía con Cancún hace que tenga una afluencia de turistas que roza lo desmedido. Miles de personas lo visitan diariamente en grupos que muchas de las veces hace que la visita al lugar sea algo más parecido a un día de shopping.

La pirámide de Kukulkan también conocido como El Castillo (al igual que el edificio principal de Tulum) es la construcción más emblemática de la ciudadela y la postal más conocida del mundo Maya, pero por supuesto hay mucho más para ver: El cenote sagrado, el templo de los guerreros, el de las mil columnas, el caracol y un largo etcétera dentro de lo que queda de lo que alguna vez fue el centro ceremonial y base de cohesión fundamental de los pueblos Itzaes. Es quizás uno de los sitios con mayor variedad edilicia y más importante aún, aquí podemos encontrar al costado poniente de la gran plaza norte, la más grandiosa (ni más ni menos que 178 x 70 mts) y elegante cancha de Juego de Pelota que hasta el momento se conoce.

El Castillo es también un gigantesco calendario, el cual además de marcar las estaciones, días y meses, al atardecer de los equinoccios se puede contemplar el “descenso de Kukulkan”. Antes de la caída del sol, los últimos rayos dibujan una sombra ondulada en el lateral de la escalera noroeste que simula ser el cuerpo de la serpiente emplumada descendiendo del templo. Esto además de marcar un momento importante del año astronómicamente hablando, le confería a los gobernantes una especie de reafirmación de sus dioses, el cual ayudaba a la cohesión del pueblo como tal.

Chichen Itzá
Chichen Itzá
Horario: Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas. Cobro de acceso: 65 pesos mxn. El Gobierno del Estado de Yucatán cobra una admisión general adicional de $160. El espectáculo de luz y sonido tiene un costo adicional de 212 pesos. Cómo llegar: Se localiza a 115 kilómetros de la ciudad de Mérida, Yucatán, tomando la carretera No. 180 hacia el poblado de Piste, del cual dista 2 kilómetros el sitio arqueológico. Se puede llegar al sitio por medio del transporte público.

 

UXMAL

los cinco estilos arquitectónicos Mayas cuyas características principales son las escalinatas, bóvedas ovaladas, el triangulo trunco, los muros bajos y por sobre todo los frisos densamente ornamentados. Esta es el sello más fuerte de las ciudades erigidas en esta zona de la península.

“La tres veces erigida”, Uxmal, comparte todos estos elementos estilísticos con Chichen Itzá pero llevados aquí a su máximo nivel de expresión. Una de las particularidades que encontramos en Uxmal es la pirámide del Adivino, de 35 mts de altura, es el mayor edificio de la ciudadela y como prácticamente todos los grandes templos Mayas, es una sucesión de construcciones (en este caso 5) y posee planta de forma ovalada que la convierte en una verdadera pieza única en todo Mesoamérica.

La ciudadela se encuentra en un terreno con muchas irregularidades pero aprovechadas de manera perfecta para situar los templos más importantes, esto le da una impronta simplemente monumental a todo el conjunto y de alguna manera obliga al visitante a recorrerlo para apreciar la arquitectura desde todas las perspectivas posibles. Alguien dijo “promenade architecturale?” o, “urbanismo del siglo 21?” Y si, los grandes maestros de la arquitectura moderna tomaron de esta y otras civilizaciones antiguas las bases teóricas para sus fundamentos y principios arquitectónicos. Casi nada.

UXMAL . MÉXICO
UXMAL. MÉXICO.
Horario: Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas Cobro de acceso: 65 pesos mxn. El Gobierno del Estado de Yucatán cobra una admisión general adicional de $142. El espectáculo de luz y sonido tiene un costo adicional de 55 pesos para nacionales y 86 pesos para extranjeros. Cómo llegar: Desde la ciudad de Mérida, es necesario trasladarse por la Carretera Federal No. 261 en dirección a Santa Elena. 9 kilómetros después del poblado de Muna se localiza Lázaro Cárdenas y 3 kilómetros después, el sitio arqueológico. El visitante puede arribar al sitio por medio del transporte público.

 

 

SUR

MONTE ALBÁN

Abandonando el mundo Maya tomé camino hacia el Sur-Centro de México. En mis oídos sonaba Lila Downs cantando “Dicen que en Oaxaca se toma Mezcal con café…”, y yo no quería otra cosa que llegar a lo alto de Monte Alban y (mezcal mediante) tener el valle oaxaqueño a mis pies.

Mi estadía en la ciudad de Oaxaca fue lo suficientemente extensa como para antes de visitar y adentrarme en la historia del sitio, entender bastante más a fondo la cultura actual. Monte Albán fue habitado en diferentes momentos por Mixtecos y Zapotecos y mantuvieron fuertes lazos (entre otros) con el pueblo teotihuacano. La ciudadela esta ubicada de manera estratégica en las montañas donde se unen los valles centrales dominando visualmente todo a su alrededor. Los edificios ceremoniales principales están construidos en lo más alto, donde se ve claramente (cual obra de ingeniería actual) cómo fueron cortadas las crestas de los cerros y niveladas las laderas para poder contenerlos. Así, desde la gran plaza central como corazón mismo de la ciudadela, se puede ir recorriendo cada uno de los templos, que para decirlo en pocas palabras, los hay del tamaño y forma que se busque.

Monte Albán es también una buena puerta de entrada a la cultura del altiplano mexicano. Cholula, Tenochtitlán y más al norte quizás Tula y el Tajin.

Horario: Abierta los 365 días del año de 8 am a 5 pm. Cobro de acceso: 64 pesos mxn. Cómo llegar: Monte Albán se encuentra a 8 kilómetros al poniente de la ciudad de Oaxaca de Juárez. Partiendo de este punto se toma el camino a San Pedro Ixtlahuaca, de inmediato se observa el señalamiento que indica el nuevo camino pavimentado “Dr. Ignacio Bernal”, que después de atravesar el río Atoyac sube directamente a la zona arqueológica.

 

 

VALLE DE MÉXICO 

TEOTIHUACAN

El nombre original de Teotihuacan se desconoce aun actualmente. El término que conocemos es de origen náhuatl y significa algo así como: “el lugar donde se hicieron lo dioses” y fue el nombre que los primeros mexicas le dieron a esta ciudad cuando la encontraron en ruinas y abandonada.

Luego de un apogeo de aproximadamente 400 años, como todas las grandes ciudades entró en un inevitable declive. Al momento de la llegada de los invasores españoles, Teotihuacan ya tenía un buen tiempo en un nuevo y definitivo abandono y su población se dispersaba en varios sectores del valle de México.

La calzada de los muertos es un hito urbanístico dentro de la arquitectura mesoamericana que todavía nos sigue transmitiendo algunos de los conocimientos y herramientas que los pueblos mesoamericanos manejaban con una destreza hoy envidiable. La gran pirámide del sol dominando desde uno de los laterales y la de la luna rematando el sector noroeste, representan la máxima expresión de la cultura Teotihuacana.

A pesar de tener uno de los templos de mayor altura que se conocen (63,5 mts), la lectura del conjunto es plenamente horizontal. Las visuales siempre son hacia lo lejos, la acentuada direccionalidad nos lleva a recorrerla y contemplarla siempre dentro de la horizontalidad.

En este último tiempo es uno de los sitios que más descubrimientos ha arrojado dentro del ámbito arqueológico en México y continua siendo (seguramente por la cercanía al DF) el que más visitantes recibe anualmente.

Teotihuacán, Estado de México. México.
Teotihuacán, Estado de México. México.
Horario: Lunes  a domingo de 9 a 17 horas. Cobro de acceso: 65 pesos mxn. Cómo llegar: Desde la Ciudad de México se puede llegar a través de la autopista México-Pachuca, saliendo por la Av. Insurgentes norte, hasta entroncar con la autopista Ecatepec-Pirámides. También hay acceso desde las autopistas México-Tuxpan y Arco Norte, además de la carretera libre México-Teotihuacan.

 

 

BONUS TRACK

GUACHIMONTONES 

El cierre de este recorrido arqueológico por México podría terminar perfectamente en la magnífica Teotihuacan, por grandeza, importancia y por renombre mismo. Sin embargo dejo otro sitio para el final, quizás como anecdótico, o tal vez por tener todos los atributos al contrario de los que recién mencionaba.

En el occidente mexicano se encuentra la bella Jalisco, lugar donde no solo se pueden encontrar mujeres bonitas a borbotones, mariachis y tequilas de los mejores; también hay algún que otro sitio arqueológico. En el municipio de Teuchitlán, a una hora de Guadalajara, tuve la suerte de conocer el lugar hoy conocido como Guachimontones, que como cada uno de las antiguas ciudades, guarda su pequeña particularidad. En este caso las pirámides cónicas escalonadas, rodeadas también por patios circulares formados por pequeños templos.

Si bien se encuentra explorado un porcentaje muy bajo de la ocupación original, a la vista están los principales y más importantes edificios ceremoniales. Mucho más que suficiente para colmar las inquietudes de cualquier visitante con “algo” de curiosidad arqueológica. Como nosotros, que también estuvimos ahí.

Guachimontones, Jalisco. México.
Guachimontones, Jalisco. México.
Horario: Martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas. Cobro de acceso: 30 pesos mxn. Cómo llegar: Al poblado de Teuchitlán se llega desde Guadalajara, tomando la carretera federal No. 15 Guadalajara – Nogales, al poniente de la ciudad. En el cruce con la carretera federal No. 70, se toma rumbo a Tala, para posteriormente tomar la carretera estatal No. 27 que dirige a Teuchitlán. El sitio se localiza a un kilómetro al noreste del pueblo de Teuchitlán.

 

-Más info en la página oficial del INAH.

 

 

motoviajero, arquitecto-devenido-artesano, pseudo-músico, aventurero, inquieto, curioso por naturaleza, en fin, de todo un poco.
Viajero Tipo: Todo terreno.

Los viajeros están comentando!

(Visto 70 veces, 1 veces visto hoy)