CAMINO AL CIELO

Pensar las veces que habremos transitado esa vereda de Avenida de Mayo, así como lo hacemos con tantas otras, sin mirar al costado y mucho menos para arriba, tal vez en una carrera contra el tiempo, perdiéndonos en algún pensamiento o absorbidos por la pantalla de nuestro celular…. Lo cierto, es que detrás de esas paredes se esconde una historia  y símbolos que no dejan de sorprender ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano en su ambición, imaginación y creación?

 

bar6

La historia del Palacio Barolo se remonta a 1910, cuando se conocen en nuestro país el empresario textil Luis Barolo y el arquitecto  Mario Palanti, ambos italianos de nacionalidad, quienes deciden emprender una majestuosa realización.  Barolo pondría el dinero y Palanti sus conocimientos.  ¿Las razones que los unía y los movilizaba? Se dice, entre ellas, dejar un legado de su país en el nuestro y  la más interesante…edificar un mausoleo para traer las cenizas del Dante, de Dante Alighieri, el genial creador de La Divina Comedia y sacarlas de una Europa, más precisamente de Italia, envuelta en guerras… ¿Y por qué Dante?  Se dice también, que Dante pertenecía a una logia medieval: “la Fede Santa” (escisión de Los Templarios) -al igual que Barolo y  Palanti, que además eran masones-  y de la cual el poeta italiano era considerado: “obispo” como difusor de esa metáfora moralizante del Infierno, el  Purgatorio y el Paraíso.

bar2

La edificación se comienza a construir en 1919, con la idea de poder finalizarla en 1921- fecha en la que se cumplirían 600 años de la muerte del Dante, quien fallece en 1321- Sin embargo, después de enormes retrasos,  su fecha de inauguración será el 7 de julio de 1923, convirtiéndose- hasta 1935, que fue desplazado por el Kavanagh- en el rascacielos más alto de la ciudad.    

Fue pensado, por un lado, como un edificio de oficinas -de las cuales hoy funcionan 260 de las 400 originales, ya que muchas fueron anexadas, y son habitadas por abogados, arquitectos, contadores, psicólogos, escuelas de Ingles, de arte, empresas aduaneras y de turismo, entre otras- como no existía algún otro hasta ese momento  y por otro lado, lo más fascinante, su reminiscencia a La Divina Comedia.

Escrita entre 1304 y 1321, La Divina Comedia es una de las obras más importantes de la literatura universal y nos cuenta el viaje de Dante por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso.

La representación del universo dantesco en el Barolo se expresa en una multiplicidad de símbolos y alegorías. 

bar1

Iniciamos el recorrido, como el mismísimo Dante, por el Infierno, en la planta baja, conocida como el pasaje Barolo -ya que entes de ser recubierta con cristales era un sector abierto que conectaba la Avenida de Mayo con la calle Hipólito Yrigoyen- donde 9 bóvedas de acceso representan los círculos o jerarquías infernales que el poeta menciona en su obra, adornadas sobre sus arcos con frases en latín tomadas de escrituras bíblicas y de la Eneida (texto escrito por Virgilio, el acompañante de Dante en su viaje, tanto por el infierno, como por el purgatorio.) Flores de bronce sobre el suelo simbolizan el fuego y figuras de animales míticos como dragones, serpientes y cóndores  nos custodian desde sus columnas.

La simbología masona también se hará presente en la constitución de esta obra, con pisos en forma de tablero de ajedrez representando la dualidad; en las columnas salomónicas, en las escaleras de caracol, en la flor de lis o en la clásica escuadra y el compás.  

Camino al cielo, ascenderemos al piso 14 por los ascensores originales del palacio, donde concluye el Purgatorio. Dante describía en su obra al Purgatorio diciendo que estaba ubicado en el Pacifico Sur y que era un monte sostenido por 7 cornisas, donde limpiamos nuestra alma de cada uno de los 7 pecados capitales (orgullo, envidia, ira, pereza, avaricia, gula, lujuria) a medida que vamos ascendiendo, representados en el Barolo por las 7 divisiones de torre del edificio (cada dos pisos.)

 

 

bar13

A medida que continuamos nuestro ascenso por escaleras que se van angostando, el Palacio, como símbolo de purificación y desprendimiento material,  comienza a perder ornamentación para ganar luminosidad a través de paredes limpias y amplios ventanales que dejan ingresar la luz en lo que sería el Paraíso.

Nos detenemos primero en el mirador, con sus 8 balcones y una panorámica de 360 grados que nos ofrece una de las mejores vistas de la ciudad, sin ningún edificio que nos obstruya la vista alrededor, pudiendo divisar a lo lejos el Congreso Nacional y luego subimos al faro de 300 mil bujías que representa los nueve coros angelicales y su luz, el ojo de dios.  

La idea del faro era que su luz recibiera a los buques que llegaban a nuestro país a través del Rio de la Plata y fue utilizado con ese fin hasta 1940 -a pesar de las aproximadamente 40 cuadras que lo separan del puerto- motivo por el cual finalmente se lo apago hasta el 2009, fecha en la que se lo restauró, se le disminuyó la potencia y se lo empezó a usar nuevamente, ahora todas las noches, de lunes a sábado a las 20.30 hs, en la última visita guiada del día al Palacio.

bar14En 1928 en Montevideo, Uruguay, nacía el gemelo del Barolo, también de la mano de Palanti: El Palacio Salvo, conformando estos dos colosos, a ambos lados del Rio de la Plata, “Las Columnas de Hércules” cuyos haces de luz, además de dar la bienvenida a los visitantes extranjeros que llegaban en barco desde el Atlántico, se pensaba se conectarían entre ellos…Esto dice la leyenda y los aproximadamente 300 kilometros que separan uno del otro…  

Otro hecho curioso es que los primeros días de junio entre las 19.30 y las 19.45, la constelación de la Cruz del Sur –muy usada por los marineros en el hemisferio sur para orientarse-  se alinea, tanto con el eje del Barolo, como con el del Salvo, y que los faros funcionarían como un pasaje al Paraíso o como un portal a otra dimensión en ese lapso de tiempo, e incluso,  incrementando más el nivel de escepticismo… que un portero hizo la prueba y que al día siguiente solo hallaron sus ropas…

Mitos, misterios e historias alrededor del Barolo habrá por montones: entre ellas la vez que el faro iba a anunciar el resultado de la pelea entre Firpo y Dempsey en el Madison Square Garden de New York;  la muerte de Barolo 6 meses antes de la inauguración del Palacio ¿suicidio?  o ¿asesinato?; la escultura desaparecida con las cenizas del Dante…todo dependerá del nivel de credulidad de cada uno…

Lo cierto es que el Palacio Barolo -declarado Monumento Histórico Nacional en 1997- está ahí, en pleno centro de Buenos Aires para seguir asombrándonos y seguir alimentando esa capacidad que, como los niños, nunca deberíamos perder.

parablog1

 

El Barolo y la Divina Comedia en + números

-Mide 100 metros de alto, por los 100 cantos de La Divina Comedia.

-Tiene 22 pisos y 11 ventanas cada uno de ellos, por las 22 y 11 estrofas  que comprenden las escenas completas o episodios en los cuales se subdividen los diversos cantos.

-22 pisos con 7 ascensores, 22/7=3.14. El Numero Pi. La relación constante de la circunferencia con el diámetro del círculo, la figura más perfecta tanto para Dante, como para los pitagóricos y los masones.

-Está ubicado en Avenida de Mayo al 1370, 1+3+7+0=11 y duplicado=22 -los números antes mencionados- que  triplicado da los 33 cantos del infierno, los 33 del purgatorio y los 33 del cielo+ la introducción=100.  Inicialmente se quiso construir  el edificio entre las alturas de 1304 y 1321 de Av. de Mayo, periodo en el que Dante escribió la Divina Comedia, pero dichos predios ya estaban ocupados.

La historia detrás de la historia tiene también un autor y es el arquitecto y profesor de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires: Carlos Hilger, donde a través de un ensayo “Monumento al genio latino” (1993) despliega datos, magia y erudición -sobre la obra de Palanti y el Barolo y su conexión con la del Dante y la Divina Comedia- y también algo de controversia -ya que se dice que su trabajo no está corroborado con fuentes documentadas-  Aunque a decir verdad, entre tanta coincidencia, si dicho trabajo – que hoy naturalizado, es tomado casi como “palabra santa” – no hiciera honor a la real intención de Palanti, cabe destacar la mente de Hilger y como los “mitos” pueden trascender  la historia misma…  

 

 

 

Licenciado en comunicación social; creador, editor y redactor de la revista de cultura joven Yo soy la Morsa.
Viajero tipo: Valijero.

Los viajeros están comentando!

(Visto 259 veces, 1 veces visto hoy)