Capital mundial del urbanismo

brasilia 4

Brasilia y Oscar Niemeyer resultan siendo sinónimos a la hora de visitar la capital Brasileña. Quizás el centro mundial del urbanismo y una ciudad joven si se las compara con las grandes urbes de los países vecinos sudamericanos.

 

Dentro de la vasta e icónica obra del gran maestro Oscar Niemeyer, el “Palacio do Alvorada” es uno de los más emblemáticos aunque quizás no el más reconocible a primera vista. La Alvorada fue la primera de las grandes obras del arquitecto en ser finalizada dentro de la ciudad de Brasilia, se trata de la residencia presidencial y cuenta con Flora y Fauna de diferentes regiones del país, una capilla y una implantación privilegiada en relación al lago Paranoá.

ALVORADA1
Escultura “As laras” de Alfredo Ceschiatti

ALVORADA3Dejé la visita al Palacio para mi último día en la ciudad aprovechando el único momento de la semana en que se puede acceder con visita guiada. En grupos de unas treinta personas, una hora antes de comenzar, las plazas ya estaban completas.

El recorrido comienza por el acceso principal de la residencia a través de una especie de pasarela acompañada de espejos de agua a ambos lados. La presencia de éste elemento en la arquitectura de Brasilia/Niemeyer es una constante fundamental. La escultura “As laras” de Alfredo Ceschiatti es solo la primera de un vastísimo e invaluable compendio de obras de arte que el Palacio se encarga de resguardar.

Ya en el hall de entrada la vista se va inmediatamente hacia una de las paredes laterales, un dorado resplandeciente enmarca la frase histórica de la poesía que Augusto Federico Schmidt creó para el discurso de lanzamiento de la piedra fundamental de la nueva capital.

ALVORADA
Capilla Nuestra Señora de la Concepción

En el lateral derecho del palacio se levanta la Capilla dedicada a Nuestra Señora de la Concepción. Revestida en el exterior con el mismo mármol que el edificio principal, por dentro el recubrimiento en oro ilumina con el rebote de la luz natural. El cielorraso contiene una pintura de estilo claramente modernista con símbolos del cristianismo donde predomina el azul contrastando fuertemente con el dorado del oro. El recorrido por los alrededores del palacio resulta natural. La arquitectura de Niemeyer siempre fue de “contemplación” y vivencial hasta el extremo. La “promenade architecturale” de Le Corbusier se cumple en cada rincón de Brasilia y en toda la obra del arquitecto carioca.

ALVORADA2
Contrafrente

Por último, llegamos a la parte trasera (acaso se puede decir que la arquitectura de Niemeyer tiene parte trasera?) donde una secuencia de jardines en diferentes niveles llevan hasta el lago Paranoá. Una piscina de 50 x 18 mts junto a una pérgola con bar y parrilla hacen las veces de lugar de esparcimiento y descanso al aire libre. Varios Emús (algo así como un ñandú) caminan libres y según me dicen, controlando la presencia de animales venenosos. De cualquier manera cumplen perfectamente la función de darle vida y movimiento a los jardines del Palacio.

Visitar el Palacio do Alvorada y conocer una de las obras más auténticas y simbólicas de la arquitectura brasilera es un privilegio que no se puede pasar por alto en una visita a la capital de Brasil.

 

CÓMO LLEGAR:

CUÁNTO CUESTA Y CUÁNDO VISITARLA:

La entrada es gratuita.

La visita solo puede hacerse los días miércoles.

Es necesario llegar antes de las 15.00 horas y sacar número para poder tener lugar en alguno de los grupos.

El cupo máximo es de 300 personas.

Se puede reservar en los siguientes  contactos. tel: (61)3411-4000 – email: corep@presidencia.gov.br

 

 

motoviajero, arquitecto-devenido-artesano, pseudo-músico, aventurero, inquieto, curioso por naturaleza, en fin, de todo un poco.
Viajero Tipo: Todo terreno.

Los viajeros están comentando!

(Visto 210 veces, 1 veces visto hoy)